En redes es frecuente la crítica a los medios que –a ojos de muchos– muestran una abierta militancia a favor de Andrés Manuel López Obrador.

¿Por qué la preferencia? ¿Quién, en esos medios, “mece la cuna” a favor de AMLO?

Los tentáculos de Obrador en los medios son familiares, de amiguismo o alianzas con grupos políticos. ¿Lo dudan?

1. El diario La Jornada fue el constructor del liderazgo social de AMLO en sus primeros años. Para ello contó con el compadrazgo de la actual directora, Carmen Lira, quien –según Marco Lara, “Diarismo”, página 191 y 192– puso al periódico al servicio de Obrador.

2. El semanario Proceso -en el que hoy tiene la mayor influencia Julio Scherer Ibarra– ha sido aliado político de AMLO desde el inicio del activismo del tabasqueño. Hoy, Scherer Ibarra es coordinador territorial de la campaña de AMLO en la tercera circunscripción plurinominal. Scherer fue aliado de AMLO y deMarcelo Ebrard cuando eran jefes de Gobierno y son muchos los negocios que obtuvo por su fidelidad editorial.

3. El vínculo de Obrador con Reforma viene de las luchas intestinas de La Jornada, que expulsaron al grupo de Miguel Ángel Granados Chapa, quien se mudó a Reforma con René Delgado y Roberto Zamarripa, dos lopezobradoristas a toda prueba. Roberto era hermano de José Guadalupe Zamarripa, jefe de asesores de AMLO hasta 2008.

Hoy pertenecen al consejo editorial de ReformaRocío Nahle e Irma Eréndida Sandoval. La primera es candidata al Senado por Morena y la segunda, futura secretaria de Energía en el gobierno de AMLO. Sandoval es, además, esposa de John Ackerman, posible secretario de la Función Pública en el gobierno de AMLO.

4. Es público que Marcos Fastlicht Sackler es suegro de Emilio Azcárraga y que forma parte del “gabinete de seguridad” de AMLO. Pero acaso ése sea el vínculo menor entre Televisa y AMLO. Resulta que Televisa adquirió 50% de las acciones del portal El sendero del Peje (SDP). Y todos saben que SDP es la “hoja parroquial de AMLO”.

5. Un editorialista consentido de Milenio es Agustín Gutiérrez Canet, diplomático de carrera, aspirante a canciller y tío de la esposa de López Obrador, Beatriz Gutiérrez. Una historia lo retrata: Gutiérrez Canet era embajador en Irlanda cuando Carlos Salinas llegó perseguido por Ernesto Zedillo. El embajador le dio asilo y, en reprimenda, fue despedido. El tiempo y la sobrina lo convirtieron en activo lopista.

6. El de TV Azteca es un caso de estudio, ya que Ricardo Salinas vivió una conversión insospechada. Al crimen de Paco Stanley -el conductor presuntamente vinculado con el narco–, Salinas Pliego explotó contra Cuauhtémoc Cárdenas y contra “los izquierdistas”.

Después, Salinas Pliego mudó de interés –a pesar de que le debe todo a Carlos Salinas–, y junto con sus ejecutivos y conductores se enamoraron del izquierdista AMLO. Esteban Moctezuma es la punta de la madeja de los nuevos soldados de Morena.

Curioso, cuatro grupos mediáticos de Monterrey, voceros de AMLO.

Al tiempo.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre