México. El día de hoy se dio a conocer que seis empleados de Heckler & Koch, empresa alemana fabricante de armas, son juzgados por su presunta participación en el tráfico de más de 4 mil 500 fusiles de asalto a México.

La Audiencia Provincial de Stuttgart inició hoy el proceso en contra de los extrabajadores de la firma alemana, entre ellos dos directivos, al considerar que violaron las leyes de control de venta de armas a México, en zonas riesgo por el narcotráfico y grupos de delincuencia organizada.

Los fiscales acusaron a los procesados de entregar casi 4 mil 500 armas, municiones y accesorios en áreas conflictivas en México, entre 2006 y 2009, lo que representa un monto de 4.9 millones de dólares.

Los abogados de los acusados rechazaron las acusaciones al referir que las armas se entregaron a las autoridades mexicanas, quienes prosiguieron con su venta dentro del país.

Con información del diario Excélsior

EM

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre