Estados Unidos. Un suceso no peculiar pasó en Carolina del Norte, donde una madre decidió bautizar por sí misma a su hija, pero el padre de la pequeña decidió denunciarla.

Sin embargo la madre hizo caso omiso a las posturas de la ley y pagará una semana de prisión, ya que las autoridades correspondientes, se fijaron en las redes sociales de la mujer, presentadas por la pareja.

RS

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre