México. Un aficionado lanzó una botella a uno los árbitros del partido de la Europa League entre el Sturm Graz, de Austria, y el AEK Larnaca, de Chipre.

El impacto de dicho artefacto de vidrio le provocó al asistente una herida en la cabeza, hecho por el que se tuvo que detener el encuentro durante casi 15 minutos.

En cuanto al resultado, el duelo no cambió en nada, manteniéndose el 0-2 en favor del equipo chipriota, ventaja que se llevan para jugar la vuelta en su casa, misma que se llevará a cabo el próximo 16 de agosto.

Con información de Milenio y AS

PE

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre