México. La brutal masacre de 19 personas en Uruapan, Michoacán, es producto de la disputa entre grupos criminales, que entre otras actividades, se disputan el negocio de robo de aguacates en el que han encontrado una redituable forma de ingresos.

El Fiscal General de Michoacán, Adrián López Solís, informó de estas actividades durante el informe de que ya fueron identificadas 13 personas de la matanza.

La pugna que se vive en Michoacán en protagonizada por el Cártel Jalisco Nueva Generación y Los Viagras, grupo ligado a la Nueva Familia Michoacana, que de acuerdo al fiscal, se disputan el tráfico de metanfetaminas y el robo de aguacates.

Datos del gobierno federal señalan que los estados de Oaxaca, Michoacán, Jalisco, Guerrero y Sinaloa son los que más producen aguacate. En todos estos hay presencia de cárteles.

Desde hace tiempo los cárteles y grupos criminales han diversificado sus actividades pasando de la venta de droga, a la extorsión, secuestro, robo de combustible y ahora también de aguacate.

Te recomendamos: La masacre en Uruapan es una guerra entre CJNG y Los Viagras

¿La razón?

El aguacate mexicano tiene oferta internacional en 26 países de América, la Unión Europea y hasta en China, siendo Estados Unidos el país que más compra.

México es el país que más aguacate exporta en el mundo, pero no hay cifras de cuanto de este producto vendido en el extranjero es robado.

La Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México ha denunciado que a la semana de 7 a 10 camiones cargados con este producto son robados aunque los vehículos tengan GPS o dispositivos para apagar el vehículos, los criminales han encontrado la forma de evadir estos mecanismos.

Eso no es todo, productores y campesinos de aguacate en Guanajuato han denunciado que los grupos armados ingresan a las huertas y se llevan el fruto sin importarles que este verde lo que genera perdida para ellos.

Te recomendamos: Esto sabemos sobre la masacre de 19 personas en Uruapan

PE