México. Leonardo Avendaño vivía en la casa de Francisco Javier “N”, principal sospechoso del asesinato del joven universitario.

Así lo confirmó Josué Avendaño, hermano del estudiante que además afirmó que conocían al rector de la parroquia Cristo Salvador lo conocían desde hace cinco años y era muy cercano a la familia.

Te recomendamos: La otra versión: Leonardo había sido amenazado

En la casa parroquial vivía mi hermano  y al parecer la hermana del sacerdote”, dijo, además, que  por temporadas algunas otras personas como seminaristas.

También, habló de la razón por la que en el cuerpo de Leonardo estaba el celular del párroco.

“El padre me dijo no me marques, márcame aquí a la parroquia porque el teléfono lo tiene tu hermano.Mi intención no es que agarren a alguien solo por aclarar el caso, yo quiero que pague quien realmente lo hizo”, puntualizó.

Con información de Excelsior

PE