México. Con un socavón de aproximadamente ocho metros de largo y cinco de profundidad, fue como se recibieron las lluvias los habitante de al menos seis colonias de Chilpancingo, Guerrero.

La tromba causada por el clima de la región dejó a su paso daños materiales en diferentes viviendas, así como afectaciones viales en el camino, entre ellas el gran socavón donde un camioneta quedó atrapada.

Las calles del centro de Guerrero se llenaron de caos por las inundaciones, deslaves e incluso problemas en el asfalto.

Con información de Agencia de Noticias México

MG