México. Ni en la Ciudad de México ni en ningún lugar del país, se puede confiar en el transporte público, no importa si eres hombre y mujer, en realidad ya no importa nada. Los taxis son acaso uno de los principales transportes donde se dan los secuestros, especialmente a mujeres.

Es por eso que daremos unos consejos para evitar que te pase o si te está pasando sepas que hacer.

  1. Lo primero es que evites tomar un taxi que no tenga los rótulos, las placas o el tarjetón a la vista
  2. Una vez que te subas, manda mensaje a algún familiar y dile dónde lo tomas y más o menos cuánto tiempo tardas en llegar
  3. Ve atenta al camino para evitar que se vaya por un lugar que no conozcas
  4. Siempre ten a la mano el celular para que puedas reportar o llamar a alguien si estás en peligro
  5. En algunos celulares puedes activar el mensaje SOS, con eso mandas un mensaje de alerta a tres contactos sólo apretando el botón de bloquear en tres ocasiones seguidas
  6. Si puedes has una llamada a algún familiar y dile que ya vas en camino, describe el taxi y dale las placas, así el conductor te escuchará y sabrá que ya tienen sus datos

Si ya te diste que cuenta que el taxista cambió el rumbo…

  • Activa el GPS de tu celular y procura tirarlo debajo del asiento del conductor, así podrán ubicarlo
  • Puedes llamar al 911, pero eso es muy complicado ya que tardan en contestar, así que manda mensaje a quien sabes que te contestará pronto
  • Llama a un familiar o amigo que sabes que siempre contesta y describe todo lo que veas, eso dará pistas para la búsqueda
  • Manda tu ubicación hasta donde te sea posible a la persona que consideres podrá poner atención inmediata
  • Habla con tu familia sobre el tema y piensen cuál sería el plan de acción si alguno estuviera en esa situación, sobre todo, mantener la calma hará que pienses mejor