México. Las agresiones sexuales, violaciones o incluso asesinatos en contra de una mujer han ido aumentado en la capital, esta vez por parte de empleados de servicios públicos que son tanto utilizados como requeridos.

Te recomiendo: ¡Alerta! Así es como secuestran y violan mujeres en taxis

Durante este año la Procuraduría General de Justicia ha recibido varias denuncias por abuso sexual en contra de taxistas o elementos de la policía, quienes en ocasiones son liberados por falta de pruebas o porque las víctimas no presentan denuncia por miedo a represalias.

Los hombres que ejercen estos empleos caen ante los deseos de la delincuencia para aprovechar el momento perfecto en que pueden abusar de una mujer, ya sea por tener un alto mando que los proteja o porque se aprovechan del estado de la víctima, como es el caso de algunos taxistas violadores.

Las agresiones por lo regular son cometidas en la noche, pues este horario es el periodo más vulnerable en que una mujer puede ser violada sin tener un testigo a su lado.

Este problema se ha presentado en varios casos por la falta de iluminación y vigilancia que no es atendida por las autoridades del gobierno de la Ciudad de México.

Estos empleos suelen verse involucrados en más casos de feminicidio u acoso sexual debido a las ventajas que emplean para secuestrar a sus víctimas y llevarlas a los puntos ciegos de la capital o del Estado de México.

Te puede interesar: #NoMeCuidanMeViolan ¿Cuántos vidrios vale una violación?

MG