México. El Ayuntamiento de Terrassa, Barcelona-España, cerró temporalmente los nueve pipicantes de la Ciudad, porque estaba envenenado.

Esto fue debido a una nota anónima que menciona lo siguiente: “He rociado diversas partes de pipi-can con sulfato de estricnina. A partir de ahora recomiendo a los propietarios de los perros que no los paseen por aquí adentro. Para quien no sepa que es la estricnina, en seguida lo averiguará si su perro la ingiere. Es cuestión de unos quince minutos. Suerte. Nota: Repetiré la acción varias veces a lo largo del año”

El consistorio ha tomado una decisión, debido a que los dueños de los perros frecuentan el lugar para sacarlos a pasear. Por el momento, no se ha llegado a detectar una sustancia tóxica para estos animales.

Con información de El Periódico 

AC