México. Pablo González Kúsulas era abogado y regresaba a México luego de estudiar una maestría en la Universidad de California; el 22 de junio salió a un Karaoke bar de Palmas, ahí fue secuestrado y luego tirado en la colonia Nápoles.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) investiga la causa de la muerte del joven de 28 años de edad, quien fue encontrado sin lesiones el pasado 22 de junio en avenida Eugenia casi al cruce de la Calle Georgia, en la alcaldía Benito Juárez.

Te puede interesar| Localizan a hombre sin vida en Nápoles

Los estudios toxicológicos de la necropsia revelaron que en la sangre de la víctima había restos de sustancias entre las que destacan alcohol y ciclopentolato contenido en gotas oftálmicas.

Esta sustancia es usada por las llamadas ‘goteras’ para dormir a sus víctimas y luego robarles; la policía ya tiene conocimiento del lugar y auto donde la víctima fue vista por última vez, ahora buscan las grabaciones y testigos para dar con los responsables.

Con información de Quadratín

IN