México. Aveces un regaño, un jalón de orejas o unas nalgadas a los hijos pueden evitar que caigan en malos pasos y terminen muertos en algún crimen.

Sin embargo, muchos padres no logran educar a sus hijos para que sean personas de bien, ya sea por falta de interese o porque ellos tampoco lo son, y cuando son abatidos por policías o justicieros exigen justicia para sus familiares.

Aunque el dolor de ver a un hijo muerto es indescriptible cuando se tratan de ladrones las personas suelen empatizar poco con los familiares. Algunos casos son:

Lo mataron tras asaltar una camioneta

El pasado 12 de diciembre del 2018 un presunto delincuente fue abatido por policías en calles de la colonia Tolteca, alcaldía Álvaro Obregón, tras ser sorprendido asaltando al conductor de una camioneta.

El cuerpo del bandido quedó tirado en el cruce de Avenida Central y calle 4 hasta donde llegaron familiares y la madre del sujeto que fue captada inmersa en su dolor, abrazando a su hijo y maldiciendo a los policías.

Abatido en la Cuauhtémoc

“Déjenme ver a mi bebé” fueron las palabras de la madre desconsolada al enterarse que su hijo fue abatido cuando intentó asaltar a un cuentahabiente en la colonia Doctores, alcaldía Cuauhtémoc.

La tarde de este viernes en un estacionamiento ubicado sobre Eje Central el presunto asaltante intentó robarle 170 mil pesos a una persona que los acaba de retirar del banco, el pasado 5 de julio.

Ladrón baleado en Ecatepec

El 18 de julio un padre lanzó gritos de dolor y lágrimas luego de que si hijo intentó atracar un negocio de comida ubicado sobre Avenida R-1 y Fuego Nuevo en Ciudad Azteca, Ecatepec.

El ladrón era menor de edad, sin embargo, fue asesinado a tiros por policías que pasaban al momento del robo.

PE