México. Un niño de tres años resultó con lesiones leves luego de caer en las escaleras eléctricas de la estación Padre Mier de la línea 2 del metro de Monterrey, Nuevo León. 

El padre del menor mencionó que su hijo tropezó sin querer, por lo que apoyó su palma en uno de los escalones, el cual le aplastó la piel ocasionando heridas pequeñas.

Paramédicos de la Cruz Roja se trasladaron a la estación del metro para atender al menor de edad, sin embargo señalaron que las lesiones que sufrió no eran de gravedad, por lo que no hubo necesidad de trasladarlo al hospital de la zona.

Con información de Milenio

MA