ATENCIÓN ESTA COLUMNA PODRÍA CONTENER SPOILERS DE JUEGO DE TRONOS

En Internet circulan teorías locas y no tan locas de quién se quedará con el trono de hierro al final de la octava temporada de Juego de Tronos, pero yo tengo otra, nadie se lo queda.

Después de meditarlo mucho sobre quién sería el rey de Westeros recordé un diálogo entre Daenerys y Tyrion en la séptima temporada.

En esta escena Tyrion  habla sobre la sucesión del trono luego de que en un hipotético caso Daenerys gane, gobierne y algún día muera.

Dice: “Yo creo en usted y en el mundo que quiere construir, pero el mundo que quiere construir no se construye de inmediato, probablemente no en una vida ¿cómo nos aseguramos que su visión perdure? Al romper la rueda ¿cómo hacemos que permanezca rota?”.

También hace mención de las formas democráticas de elegir a sus líderes en la Guardia Nocturna y en las Islas de Hierro.

Cabe mencionar que “romper la rueda”, es una frase común de la Madre de Dragones cuando hace mención a cambiar la forma de gobernar.

Pues de ahí parte mi teoría, luego de sea lo que pase en la octava temporada (a menos claro que maten a todos y gane el Rey Nocturno).

Los sobrevivientes se reunirán encabezado Daenerys y/o Tyrion  para rememorar que durante toda su vida han peleado por la susodicha “silla de espadas”, un símbolo de una nación construida a base de la guerra.

Por eso tomarán la descision de que la destruirán como primer paso para romper la rueda de la tiranía en la que han vivido durante siglos para dar paso a una nueva forma de gobierno.

Sobre quién encabezará este nuevo régimen mi apuesta va Tyrion, un personaje sensato y empático con las clases oprimidas, cuyo apellido de la familia no termina por determinarlo en su propósito.

Anécdota final

No se sí cuente como anécdota pero probablemente cuando esto se publique estaré buscando sentarme en el Trono de Hierro que HBO trajo a la Ciudad de México. ¡Que viva la publicidad!