México. Un trabajador de la construcción murió la tarde de ayer al tocar accidentalmente unos cables de alta tensión, en la comunidad de San Felipe Ayutla, perteneciente al municipio de Izúcar de Matamoros.

Gonzalo Hernández Osorio, de 38 años de edad, era originario de San Nicolás Tolentino y trabajaba en la construcción de unos cuartos en la segunda planta de una vivienda ubicada en la calle 5 de mayo, a un costado de la Clínica de Salud.

Al realizar los trabajos tocó de manera accidental unos cables de alta tensión, lo que provocó que recibiera una descarga eléctrica, muriendo instantáneamente.

Al lugar arribaron paramédicos de Bomberos quienes confirmaron el deceso del albañil, en tanto que elementos de Protección Civil clausuraron la obra.Personal del Servicio Médico Forense (Semefo) realizó el levantamiento del cuerpo y lo trasladó al anfiteatro del municipio para practicarle la necropsia de ley.

VO