México. El pasado 31 de diciembre de 2018, Mónica Cházaro Martínez una joven psicóloga de 32 años de edad fue asesinada en la colonia Playa Linda de la zona norte de la Ciudad de Veracruz.

Fue encontrada muerta, boca abajo, a un costado de la Laguna de Lagartos de la calle Veracruz esquina Antonio Exsome.

Mónica fue estrangulada y presentaba signos de haber recibido puñaladas.

Fueron elementos de Seguridad Pública que se percataron del cuerpo de esta joven mujer y de inmediato se dio aviso al 911, se presentaron en el lugar elementos federales, ministerio público y fue enviada al Servicio de Medicina Forense para la necropsia de ley.

Aparentemente el cuerpo de Cházaro Martínez no tenía golpes o algún mensaje, sin embargo las autoridades de la Fiscalía serán las encargadas de las indagatorias, para informar si se trata de un feminicidio más en el Puerto de Veracruz.

La joven era psicóloga egresada de la Universidad del Golfo de México. En sus redes sociales especificó que desde mayo del 2016 era directora del Centro de Psicología Personalizada (CPP) en donde ofrecía sus servicios de consulta a domicilio o en línea.

Apenas en agosto pasado Cházaro, originaria de la ciudad de México, había posteado en Facebook su indignación por el homicidio de la joven María Trinidad Matus Tenorio, Sirena, quien resultó atacada por dos presuntos ladrones en una playa de Costa Rica, a la que la joven mexicana llegó por vacaciones.

Mónica era amante de los animales y ahora un perro, intenta ayudar a encontrar a su asesino rastreando cualquier huella en la Laguna Lagartos, intentan que el perro huela el charco de sangre que quedó donde murió, los restos de la cinta de precaución y cualquier otro rastro que pudiera llevarlos a establecer hacia dónde pudo huir quien acabó con su vida.

VO