Alexis, salió de su casa el pasado 10 de mayo. Se subió a una combi de la ruta 89 como lo hacía todos los días para trasladarse a la escuela. Era estudiante de bachillerato del Plantel Fundación Azteca. Alexis jamás se imaginó que a la altura de San Juan Ixhuatepec, municipio de Tlalnepantla, iba a perder la vida de una forma tan cruel.

Dos sujetos se subieron a asaltar la combi en la que viajaba, Alexis al negarse a dar su celular, un cobarde le dio un tiro en la cabeza. Los sueños y su vida de un joven de 20 años terminaron.

Este es uno de tantos casos de personas que han sido víctimas de la delincuencia, ya que a cualquier hora y en cualquier día de la semana en la autopista México – Pachuca los atracos no se hacen esperar.

Los robos a pasajeros de transporte público son los más comunes. ¿Se han puesto a pensar cuántas personas se trasladan a su trabajo día con día? ¿Cuántos jóvenes van a estudiar?

De acuerdo con datos, los más vulnerables son los estudiantes, debido a que cientos de ellos se trasladan a escuelas de la Ciudad de México, con dirección al paradero de Indios Verdes, uno de los más peligrosos.

Y como no, si la autopista recorre municipios como; Ecatepec, Tlalnepantla, Tecámac y la alcaldía Gustavo A. Madero.

En los últimos tres años, el Estado de México se ha mantenido en el primer lugar nacional en el robo a usuarios del transporte público de pasajeros, según el SESNSP.

Las cifras son terribles, pero como siempre, nunca hay detenidos.