México. La festividad musulmana que se celebraba en una ciudad de Irak terminó convirtiéndose en tragedia cuando 31 personas fueron asesinadas por una estampida.

A pocos minutos de concluir la peregrinación se desató una estampida humana que lesionó al menos a 100 personas que se encontraban en el lugar, que dejó 31 muertos en las calles.

Las autoridades desconocen el motivo del incidente, sin embargo, la celebración consiste en que los hombres se autoflagelan en el cráneo en conmemoración del martirio de Husein.

Con información de Panorama

MG