México. Una mujer decidió jugarles una cruel broma a sus hijos, la madre simuló haberse cortado un dedo mientras hacía los mismo con una zanahoria, luego gritó para llamar a sus hijos.

La zanahoria estaba cubierta con sangre artificial sobre la tabla de cortar y los pequeños hijos gritaban de horror, al fina se dieron cuenta que todo había sido una cruel broma.

IN