México. Ayer reportamos que encontraron restos humanos en Parres, alcaldía Tlalpan y que las primeras investigaciones arrojaban que se podría tratar de Daniela Ramírez Ortiz, la joven que salió de sus trabajo, subió a un taxi y desapreció en Xochimilco. 

También esta semana, una fuente reveló a Letra Roja que ante la desatención de las autoridades, un familiar presentó una queja ante la Comisión de Derechos Humanos, por lo que se agilizó la búsqueda. En ese momento se le realizaron pruebas de ADN a la mamá y mandaron boletines de la desaparición a Morelos, Puebla y Estado de México.

Esta mañana se confirmó que las ropas que encontraron en Parres corresponden a los que la joven de 18 años traía el día que desapreció. Sus botas color café, un vestido color naranja y sus brackets transparentes, están siendo analizados por la PGJ. Pero existe un fuerte indicio de que sea ella. Como el cuerpo estaba deteriorado para ser identificado, recurrieron a las pruebas químicas.

Una fuente cercana al caso dijo a Letra Roja que la madre de Daniela, Margot Ortiz, está esperando las pruebas de ADN para confirmar que los restos que encontraron corresponden a su hija, de ser así, la autoridades tiene que investigar quién y por qué la mató.