México. Brenda Rubí, la niña que habría sido sustraída de su casa en la ciudad de Chihuahua el pasado 10 de mayo por un hombre de nacionalidad hondureña, fue localizada sana y salva en Tabasco, esto gracias a investigaciones por medio de la policía cibernética del estado.

El hondureño Erick Barrera, utilizó el tren junto con otros migrantes y por semanas se escondió junto con la menor en casas usadas como refugios.

Barrera logró escapar de la autoridad y ahora gracias al apoyo diplomático se sabe que está prófugo en Guatemala.

Con información de Excélsior

VO