México. Lita Obispo tenía 28 años de edad cuando fue asesinada. Un primo decidió terminar con su vida la madrugada del 19 de septiembre del 2017 en Tampico, Tamaulipas, en su propia casa.

Lita era licenciada en enfermería, egresada de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, UAT. Soñaba con muchas cosas para su vida, su principal meta era ayudar a sus padres con los gastos, trabajar en un hospital para estudiar una especialidad, siempre ayudaba al  prójimo. Le gustaba bailar y participaba en una academia de baile, era feliz.

Pero su primo identificado como Gustavo N le quitó la vida, no le permitió seguir con sus sueños.

El lunes 18 de septiembre Lita se quedó sola en casa. Le avisó a su hermana Graciela que Gustavo, se  quedaría a dormir en su casa porque al día siguiente saldría temprano rumbo a Xilitla, San Luis Potosí. 

El martes 19 de septiembre, su jefe le marcó al celular, pero ya no hubo respuesta, así que le marcó a una vecina y amiga para que investigara qué había pasado. La puerta de su departamento estaba medio abierta y entró, entonces encontró a la joven tirada sin vida en el piso de la sala.

Luego de matarla, Gustavo le robó dinero en efectivo, una televisión, dos cámaras, un DVD, una guitarra y su celular con todo y cargador.

El 21 de Julio Lita debió haber cumplido 30 años, debió haber cantado sus mañanitas y comer pastel, pero no fue así, ese día sus padres y su familia estuvieron en el panteón donde se encuentra sus restos.

Gracias a la investigación que realizó la familia de Lita pudieron dar con el asesino, un año después de la muerte de la joven Gustavo fue detenido y vinculado a proceso.

Hoy 1 de Agosto del 2019 se lleva acabo la Audiencia de Debate en la Sala de Audiencias A, Juzgados Menores, ubicado en la Ciudad de Altamira, Tamaulipas.

La familia y se hace un llamado a la sociedad y colectivas en defensa de los derechos de las mujeres para que acompañen a una familia a exigir justicia.

Con información de Los Machos nos matan en México

VO