México. La noche del pasado viernes 5 de julio a Leticia Mendonza, Lety o Luna, como le decían en su casa, le había tocado trabajar en el Rodeo Santa Fe, al salir tomó la única y peligrosa ruta de la López Portillo y llegar a su casa ubicada en Coacalco, Estado de México.

La joven madre de 28 años de edad había encargado a sus hijos a unos familiares, pero ya no volvió por ellos. La mañana del sábado 6 de julio hallaron su cuerpo cerca de una banqueta en el municipio de Tultitlán, Estado de México, el 80 % de su cara y cabeza estaban desfigurados.

Su cuerpo fue trasladado a la Semefo en calidad de desconocido, tenía contusiones por todos lados. Después la Fiscalía encontró un video del momento de su muerte. A las 4 de la mañana el conductor de una grúa arrojaba el cuerpo de la mujer a la calle, aún estaba viva, pero decidió pasarle por encima con el vehículo.

Hasta el día lunes 8 de julio el padre de Leticia vio el video, por lo que se trasladado a la Semefo de Cuatitilán, venía lo peor, jamás imaginó cómo encontraría a su hija.

Lety estaba en refrigeración, tenía insectos en la boca y estaba desnuda, su papá la reconoció por algunas cicatrices, su cabello y la cicatrices de la cesárea del último de sus hijos. Llevaba tres días en la morgue. Y del uniforme con el que salió de trabajar no había rastros.

Te puede interesar: $300 mil por la ‘cabeza’ de Javier Salvador, el asesino de la grúa

 

Grúas Chavarría, se pudo ver como el logo de la grúa que mató a Leticia. Javier Salvador Morales Bañuelos, tiene 40 años de edad y es el responsable de la muerte de Lety. Luego de cometer el delito, ya no se volvió a presentar a trabajar y en los domicilios en los que la policía los buscó, tiene días sin aparecer.

Con información de Héctor de Mauleón

VO