México. Un sujeto fue sentenciado a 20 años de prisión por untar aceite al cuerpo de su hijo y prenderle fuego dentro de una iglesia de Guanajuato.

Los hechos ocurrieron el pasado 20 de enero en la iglesia de Nuestro Señor de las Hilamas, ubicada en el municipio de León.

Empleados aseguraron que vieron cuando el hombre y el menor de cinco años se untaron aceite y alcohol para luego prenderse fuego.

Aunque el pequeño fue trasladado a un hospital de la Ciudad de México murió días después a causa de las quemaduras.

Por su parte, Noé Fabian  fue sentenciado a 20 años por el delito de parricidio que purgará en una prisión local.

PE