México. Lexie Nash era una colegiala como cualquier otra de Reino Unido, hasta que su vida dio un giro total cuando casi pierde la vida por haber tomado pastillas anticonceptivas.

Lexie llevaba un tiempo tomando unas pastillas anticonceptivas que le recomendaron para normalizar sus periodos, todo iba bien pero un día comenzó a dolerle la cabeza y el cuello, fue con el doctor pero le dijeron que no era más que una migraña.

Al otro día la joven despertó con el dolor todavía pero ahora su visión era borrosa y no podía caminar o hablar. Sus padres la llevaron de inmediato a un hospital donde le practicaron diversos estudios y tomografías.

Resultó que había sufrido una trombosis a causa de los coágulos formados en su sangre y que se alojaron en el cerebro. Su ritmo cardiaco era muy bajo y su presión arterial alta, los doctores dijeron que las cantidades de estrógeno que había ingerido ocasionaron la coagulación.

Lexie pasó cuatro semanas en el hospital recuperándose, le hicieron una cirugía para extraer el coágulo de su cabeza.

Con información de Repretel

FF