El día jueves falleció a los 58 años el exportero mexicano, Pablo Larios. Sin duda, ‘El Arquero de la Selva’ es uno de los grandes guardametas en la historia del futbol nacional.
Tengo que admitir que no tuve la fortuna de verlo en vivo bajo los tres palos.

Platicas con seguidores del Cruz Azul me motivaron a querer observar sus “imposibles” atajadas. Un arquero que revolucionó la portería nacional. Inspiración del mejor de los todos tiempos, ‘El Inmortal’ Jorge Campos.

Elasticidad, reflejos y manejo de área era una de las tantas cualidades del “Arquero de la Selva”. Pablo Larios, mundialista en México 86 y campeón con el Puebla, tiene que ser considerado entre los mejores cinco porteros que ha dado México.

Tras su retiro, el nacido en Zacatepec, Morelos declaró “nadie te prepara para el retiro”.
Después de dejar las canchas profesionales, ‘El Arquero de la Selva’ sufrió las muertes de sus padres y su hermana en lapsos muy cortos. En 2008 su hijo de 19 años falleció al intentar cruzar hacia los Estados Unidos.

Lo anterior llevó al exportero mundialista a sumergirse en el mundo de la cocaína por cerca de cuatro años. Durante ese tiempo contrajo una fuerte infección que terminó por desfigurarle la cara.

Cuando dejó las drogas el exportero del Cruz Azul y Puebla entró a la política. En 2018 intentó ser alcalde de su natal Zacatepec, sin embargo, perdió.

Los que vivimos el futbol fuera de la cancha creemos que los jugadores son ajenos a las tragedias. La historia de Pablo Larios enseña lo contrario.

Es cierto que su legado en la cancha no se “mancha” por su historia con las drogas, sin embargo, si es un ejemplo para el camino que no se tiene que tomar.

Su vida como futbolista fue exitosa, fuera de ella trágica. Pablo Larios murió la mañana de jueves, su legado será eterno.

Descanse en paz.

Fuera de lugar…
América hizo oficial el fichaje del delantero chileno, Nicolás Castillo. Qué bajo cayeron los azulcremas al “rogarle” a un expumista que lleva dos fracasos en Europa y, además, se declaró antiamericanista.