México. Los Mazos fueron una banda criminal que atemorizó a muchos negocios y ciudadanos de la Ciudad de México, pues en 2018 controló la extorsión, el secuestro y el narcomenudeo principalmente en los municipios de de Nezahualcóyotl, Chimalhuacán y Los Reyes La Paz, Estado de México.

En enero de 2018, El Mazo Mayor y líder de la banda, Armando de Jesús Díaz Ávila, fue detenido por las autoridades mexiquenses, sin embargo, quedó en libertad días después.

Dos meses después 21 integrantes de Los Mazos fueron detenidos cuando intentaban expropiar un edificio en Nezahualcóyotl y desde ese momento han mantenido un bajo perfil.

Los Mazos fueron conocidos por apropiarse de terrenos, casas y negocios. Iniciaban la extorsión con notas amenazantes sobre ‘protección’ al local y los dueños. Víctimas tenían que pagar dede 20 mil hasta 300 mil pesos mensuales.

Los integrantes de Los Mazos y los de La Unión Tepito se encargaron de sembrar terror, mientras los primeros lo hacían en el Estado de México, La Unión se dedica a hacer los mimos en la Ciudad de México.

Ambas bandas delictivas comenzaron a extorsionar y a apropiarse del dinero de comerciantes. La manera de operar era prácticamente la misma, y el dinero que pedían dependía del local o dueño al que extorsionaban.

Pero no es la única cosa en común que tiene.

Hace unos días se dio a conocer el asesinato de Arely N, mejor conocida como Keilanny Boo, la instagramer que fue asesinada el pasado 16 de julio en el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México.

Presuntamente Keilanny pertenecía a la organización delictiva de Los Mazos, mientras su padre identificado como Alfredo N a La Unión Tepito por lo que no se descarta la relación entre ambos grupos criminales.

VO