México. En las últimas semanas los enfrentamientos en Michoacán han aumentado. La pelea por la plaza entre Los Viagras y el Cártel Jaliscos Nueva Generación ha mantenido en jaque a las autoridades estatales que lo único que han podido hacer es recoger los cuerpos que dejan las balaceras.

Te puede interesar: La guerra por la plaza ha dejado sangrientos enfrentamientos entre sicarios

Los Viagras son un grupo armado local que hace unos años infiltró a los autodefensas en el estado y que incluso colaboró con el gobierno de Enrique Peña Nieto para detener y “aniquilar” a sus enemigos. Este grupo es liderado por 10 hermanos de apellidos Sierra Santana y su apodo radica de su peinado de pelos parados, ya que decían que se echaban viagra en el pelo para que se quedara así de tieso.

Aunque al principio tenían una alianza con la Familia Michoacana, luego con los Caballeros Templarios y al final con el CJNG, hoy se pelean la plaza por el control del tráfico de drogas sintéticas, en específico por metanfetaminas y “crystal”.

Te recomiendo: Así surgió el Cártel Jalisco Nueva Generación

La terrible escena que se reportó a primeras horas de este jueves en el municipio de Uruapan, Michoacán, es la extensión de esta disputa. 

Los primeros reportes han revelado el mensaje que fue colgado sobre el puente de Libramiento a un lado de los cuerpos, el cual fue firmado por el Cártel Jalisco Nueva Generación.

En la narcomanta se explica que los ejecutados eran supuestos miembros de Los Viagras que habían sido asesinados a sangre fría como venganza.

El secretario de Seguridad de Michoacán, Israel Patrón, dio a conocer hace unos momentos en entrevista radiofónica que el saldo de los cuerpos encontrado subió a 20 víctimas y que se están analizando dos vehículos involucrados en el caso.

El ataque más reciente entre estos dos grupos delictivo ocurrió en el mes de junio en Coalcomán, cuando ambos grupos se encontraban patrullando.

MG