México. Kenia Yanizet era una joven humilde, originaria de la comunidad de El Lodazal, en San Ignacio, Sinaloa.  El día lunes, familiares y amigos reportaron la desaparición de la joven por medio de redes sociales.

Su madre se comunicó con el esposo de la joven quien le dijo desconocer su paradero y que supuestamente se había bajado en el camino cuando se dirigían a la comunidad de Tayoltita, Durango, donde residían desde hace algún tiempo, pues este labora en la mina.

Lamentablemente el cuerpo sin vida de la joven fue localizado en el fondo de un barranco de dicho camino en donde había desaparecido. Su madre se encuentra destrozada, pues dejó en la orfandad a dos niños de 7 y 2 años.

Según conocidos de la joven, sufría violencia intrafamiliar, pero nunca escuchó los consejos que le daban. Hoy, quien fuera su pareja, se encuentra detenido para ser investigado.

Con información de Periódico El Debate

VO