México. El domingo 3 de febrero una niña de 11 años desapareció en el municipio de Tarímbaro, Michoacán.

Su nombre era Joselyn M.V., cerca de las 3:30 horas del domingo, 3 de febrero la niña estaba disfrutando de una fiesta familiar en la colonia José Vasconcelos, en dicho municipio y en la noche ya no apareció.

Familia y vecinos las buscaron hasta que la noche cayó, pero no estuvo, ya no la encontraron. Reportaron la desaparición por la noche luego de que agotaran todas las posibilidades de hallarla.

Supuestamente la Fiscalía Especializada del Estado de Michoacán inició los trabajos de investigación y ante el temor de que la integridad de la menor de edad estuviera en riesgo, inmediatamente implementó el protocolo de búsqueda de Alerta Amber.

La búsqueda de la niña continuó por más de 24 horas, después de indagar y buscar alguna pista que los llevaran a su paradero encontraron elementos para suponer que la niña podría encontrarse en un domicilio de la colonia Rubén Jaramillo por lo que se solicitaron a un juez de control una orden de cateo.

Las sospechas fueron ciertas, el pequeño cuerpo de Joselyn fue localizado en aquella casa. Había sido violada y asesinada, la asfixiaron, la estrangularon hasta matarla.

El culpable resultó ser el hermano de su padrastro, Silvestre de Jesús V. Tiene 21 años de edad y ya es un asesino y violador. Luego de que terminara la fiesta, le pidió a Joselyn que lo acompañara a su casa., en el lugar violó a la niña y la estrangulo hasta quitarle la vida.