México. El jugador de la NFL, Antonio Brown, fue acusado por su exentrenadora de haber abusado sexualmente de ella cuando trabajaba con él.

De acuerdo con el testimonio de Britney Taylor el receptor la agredió sexualmente en tres ocasiones, la primera fue al término de un entrenamiento en 2017. Ambos estaban en los vestidores cuando Brown salió desnudo y la besó, ella simplemente se fue.

La segunda ocasión sucedió el mismo año en la casa del jugador. Britney estaba mirando el televisor, a sus espaldas él se masturbaba, la joven se dio cuenta cuando eyaculó sobre ella. Luego de esto rompieron su relación laboral.

La tercera ocurrió en 2018, Brown sometió a la entrenadora en una cama azotándola contra el colchón y sujetándola con fuerza por la cabeza mientras la violaba. Aunque el jugador aseguró que ella lo buscó en su casa ese día.

Antonio y su abogado negaron todos los cargos argumentando que Taylor lo buscó para invertir en un negocio cuando ella había sido multada, más tarde lo buscó de nuevo y terminaron involucrados en una relación personal.

El escándalo de la demanda podría afectar la imagen del receptor quién recién firmó contrato con los Patriotas de Nueva Inglaterra, y podría ser suspendido esta temporada.

Con información de Sopitas

FF