La 4T tiene tasa histórica en homicidios

El fin de semana, al presidente Andrés Manuel López Obrador se le ocurrió lo que no se le había ocurrido a los ex presidentes Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, una fórmula eficaz, casi mágica, para combatir la delincuencia y el crimen organizado.

Y es que con la llegada de López Obrador a la Presidencia, México no se transformó en el paraíso que todos creían. La “varita mágica” que AMLO tenía bajo la manga para resolver los graves problemas del país se fue directo su rancho en Palenque, Chiapas, es decir a La Chingada, pues.

Tras los alto niveles de violencia en el país, al presidente no le quedó de otra mas que pedirle a los delincuentes que “se porten bien” que “le bajen, recapaciten”, y “piensen en su mamacitas”.

“Que se vaya al carajo la delincuencia. ¡Fuchi!, ¡guácala! Es como la corrupción: ¡fuchi! ¡guácala!”, dijo durante un discurso en Tamaulipas.

Aunque parezca un chiste, esas fueron las palabras del jefe de un Estado que tiene en sus manos un país sumido en la violencia, y sobre todo es que este fenómeno se ha disparado de manera preocupante en los últimos meses. Lo que demuestra que la estrategia de gobierno de es un “¡fuchi, guácala!”.

Según el más reciente informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, agosto se convirtió en el segundo mes más violento de la actual administración, con un promedio de 79 asesinatos al día y 2 mil 469 víctimas en total.

Solo junio, con 2 mil 560 homicidios, fue considerado más violento que agosto, pues según los registros, el sexto mes del 2019 ha sido el más sangriento.

En ese orden, seguirían julio, con 2 mil 414; marzo, con 2 mil 404; mayo, con 2 mil 384; enero, con 2 mil 326; febrero con 2 mil 326, y abril, con 2 mil 227, es decir, está del fuchi la violencia en el país.

Al gobierno de Andrés Manuel le urge replantear su estrategia de seguridad, pues pese a la creación de la polémica Guardia Nacional, la violencia no ha bajado, o al menos que el presidente cree el “Instituto para Pedirles a los Delincuentes que se Porten Bien”, que lejos de la realidad no está.

Saludos desde la Frecuencia Política