México.  El pasado martes, un chico de 17 años de edad falleció luego de parar un penalti. Mientras transcurría un juego de fútbol del club Unión de Golondrina, Ramón Ismael Coronel logró detener la pelota pero tras festejar se desvaneció de un paro cardiorespiratorio.

El joven portero falleció antes de llegar al hospital de la ciudad de Reconquista, Santa Fe en Argentina. Los familiares de Ramón aseguraron que no había una ambulancia y que tuvieron que trasladarlo en una camioneta hasta el hospital.

El padre de la víctima lamentó que en el lugar no hubiera una ambulancia para dar atención medica a Ramón.

Con información de Noticias Acción Anonymus.

MR