México. En septiembre de 2017 el abogado Javier Coello Trejo aseguró que sería defensor de la dueña del Colegio Enrique Rébsamen, Mónica García Villegas, solo porque fue la maestra de su hijo.

“Porque fue maestra de mi hijo hace 30 años, y porque la vi y me convenció y mi obligación como abogado es defenderla. Si ella es culpable o no eso lo va a decidir un juez, no yo ni la Procuraduría” dijo Coello Trejo cuando se le preguntó quién pagaría sus honorarios.

La realidad es que solo un mes después, la familia de García Villegas le hizo un primer pago por 580 mil pesos. El 9 de octubre de 2017 le dieron a “Coello Trejo Asociados” un cheque de Banorte por dicha cantidad.

El 15 de diciembre de 2017, de nueva cuenta le entregaron un cheque por 580 mil pesos. Fue el documento 929 de Banamex de Enrique García.

En ambos pagos el despacho de Javier Coello emitió factura a nombre de una de las empresas de la familia de Mónica. Se trata de la empresa Distribuidora de Refacciones Clutch y Frenos S.A. de C.V.

Con información de @c4jimenez

VO