México. ‘Ella es mejor que tú’, le dijo a su esposa cuando lo descubrió violando a su propia hija de cinco años, en Brisbane, Australia.

La defensa del culpable, durante el juicio, señaló que ‘enseñando a su hija sobre sexo‘ mientras la agredía sexualmente.

La víctima, que ahora tiene 51 años, esperó hasta 30 años para ir con las autoridades por temor a la amenaza de su padre de que sí lo hacía la mataba.

Fueron 11 las veces que fue violada entre los 5 y 15 años. El tormento la obligaba a dormir debajo de la cama o dentro del auto para evitar el abuso, además, la golpeaba, a ella, a sus hermanos y a su madre.

En el 2016, la justicia no pudo establecer un veredicto, como hasta ahora que las pruebas son contundentes.

Con información de Abriendo Brecha

VO