México. La revisión aleatoria del Aeropuerto Internacional Ponciano Arriaga sorprendió a todo el personal, cuando en una caja de pañales para bebés se encontraron tres granadas y seis cargadores con balas intactas.

Elementos del Ejército Mexicano revisaron un cargamento sospechoso que llegó a la terminal aérea del municipio Soledad de Graciano Sánchez, en San Luis Potosí, el cual fue detectado por un canino a su llegada.

Los cargadores se encontraban abastecidos con 30 cartuchos de calibre 7.62 de 39 milímetros, los cuales fueron enviados desde Matamoros, Tamaulipas, para llegar a Córdoba, Veracruz.

Los militares trasladaron el armamento al Ministerio Público Federal de la Fiscalía General de la República, donde se proseguirá con las investigaciones.

Con información de Milenio

MG