MéxicoFátima Quintana Gutierrez tenía 12 años, fue asesinada y violada de manera brutal y bestialmente por tres sujetos, (dos adultos y un menor), en la comunidad Lupita Casas Viejas, Lerma, Estado de México.

Los culpables fueron capturados y casi linchados por la multitud de gente y vecinos que los identificaron como responsables, pero Lorena y Jesus, padres de Fátima, persuadidos por las autoridades con la promesa de que la justicia se haría cargo de ellos, les perdonaron la vida a los asesinos de su pequeña y se los entregaron a las autoridades.

Fátima fue atacada por Luis Ángel, Juan José alias El Pelón y Misael. El 5 de febrero de 2015 la violaron, torturaron y asesinaron, en la comunidad de Lupita Casas Viejas, Lerma, Estado de México. Le tiraron todos los dientes, le sacaron un ojo, la picaron aproximadamente 90 veces, fue violada anal y vaginalmente, le rompieron las muñecas, le abrieron el pecho y dejaron una herida de 30 centímetros en la entrepierna.

A pesar de toda este pesadilla, Fátima seguía con vida y consciente. Cuando satisficieron sus deseos sexuales, terminaron con su vida aventándole tres piedras en la cabeza, una de ellas de más de 30 kilos, además de que para finalizar su delito intentaron enterrar su cuerpo. 

Los sujetos permanecieron hospitalizados en calidad de detenidos por algunos días y posteriormente fueron trasladaron al penal para procesarlos por el asesinato. La Juez Penal del Estado de México, Janeth Patiño García sentenció a dos de ellos, los adultos. A Luis Ángel lo condenó a 72 años de prisión pero a Juan José alias El Pelón lo absolvió, mientras que a Misael por ser menor de edad fue sentenciado por otro juez a sólo 5 años en la Quinta del bosque.

La decisión de Janeth Patiño de absolver a Juan José es la que a mantenido en este doloroso viacrusis a los padres de Fátima exigiendo la justicia, hace un mes el Observatorio Nacional de Feminicidio logró que a través de la Suprema Corte de Justicia se repusiera el juicio y reaprehendieran a Juan José.

Hace unos días un Juez le concedió un amparo a Juan José, por lo que deja sin efectos la medida cautelar de la prisión preventiva oficiosa, es decir, que la autoridad Judicial no considera grave la violación tumultuaria, ni la privación de la libertad y ni la saña con la que le quitaron la vida a Fátima, por lo tanto el imputado tiene derecho a llevar el Juicio Oral en total ¡libertad!.  

Gracias a la lucha de sus padres y la exigencia de las personas El Pelón se quedó preso esperando sentencia, sin embargo, temen que cuando se lleve el juicio lo deje en total libertad.

Con información de Los Machos nos matan en México

VO