México. La noche del pasado 21 de agosto, Lilia Cruz Torres, fue asesinada de un disparo en la cabeza en el municipio de Huauchinango,  Puebla.

Era enfermera y tenía 38 años de edad, tenía dos hijos, uno de 9 y otro de 4, esa noche recibió un disparo en la cabeza a las puertas de su casa, ubicada en la colonia de Hidalgo.

Vecinos afirmaron que después de la muerte de Lilia, fue reportada una camioneta tipo Jeep Cherokee que estuvo dando vueltas por la casa de la enfermera cuyo cuerpo fue levantado alrededor de las dos de la madrugada.

El principal sospechoso es la pareja de la víctima, identificado como Guillermo J, alias El Cachorro quien fue señalado por amigos y conocidos, originario del municipio de Tlaola.

Con información de La Página Negra

VO