México. Las drogas se han convertido en el recurso más usado por los agresores sexuales para secuestrar a sus próximas víctimas y abusar de ellas sin temor a las autoridades.

En varios de casos de feminicidios o de intentos de ellos se han utilizado este tipo de armas para dormir a las mujeres, violar de ellas y dejarlas inconscientes sin que las víctimas presenten una denuncia.

Los violadores tienen un sin fin de materiales que pueden usar para adormilar a una mujer, tal es el caso como el alcohol, tiner, formol o incluso con algunas pastillas de farmacia.

En la Ciudad de México se presentó un intento de abuso sexual en contra de dos jóvenes de la alcaldía Cuauhtémoc que estuvieron a punto de convertirse en víctimas de un taxista que las trató de drogar con formol.

Te recomiendo: A Karla y a su amiga las trataron de drogar en la Obrera

Este método ha sido captado en varios puntos de la capital por empleados de servicios de transporte privado o público, en ocasiones se mencionaba que los agresores agregan en botellas de agua drogas para dormir a sus pasajeros.

Otro caso ocurrió en el municipio de Nicolás Romero, donde un hombre de 30 años de edad engaño a una mujer para someterla con tiner en su habitación y así abusar sexualmente de ella.

MG