México. Una madre española fue condenada a dos meses de prisión por dar “un par de cachetadas” a su hijo de diez años de edad, quien se negó a bañarse y además las autoridades le prohibieron acercarse al niño durante seis meses.

La madre recurrió el fallo alegando que su actuación “debe entenderse amparada dentro de su derecho de corrección”,  sin embargo, ratificaron que el comportamiento de la madre del menor es constitutivo de un delito de maltrato en el ámbito de violencia doméstica, al considerar probado que, en la noche del 20 de mayo de 2018, la mujer, que convivía con su hijo, le pidió que se bañara.

El niño se negó y ambos comenzaron una discusión verbal finalizada por la actuación de su madre, “dándole un par de cachetadas al menor”, que le causaron enrojecimiento en ambas mejillas, por lo que el niño recibió atención médica, aunque no necesitó medicamentos posteriormente.

El tribunal enfatizó que la facultad de los padres para corregir a sus hijos tiene como “límite infranqueable” la integridad física y moral de los hijos.

Con información de Marcrix Noticias

VO