México. Con la sentencia de Joaquín “El Chapo” Guzmán se acaba una forma de hacer narcotráfico en donde los miembros de los cárteles ayudaban a las comunidades más necesitadas.

“En mi opinión simboliza el fin de una organización en donde El Chapo era la figura más importante con un estilo particular de hacer negocios que consistía en cultivar una base social de apoyo en las comunidades y fungir como benefactor social”, así lo expresó el especialista en seguridad, Eduardo Guerrero en entrevista a ForoTv.

“Por eso mucha gente tiene apego al Cártel de Sinaloa o al Cártel del Pacífico ya que se dedicó a realizar obras sociales, repartir dinero.. ahora parece que los cárteles están en conflicto como comunidades”.

Para ejemplo quedan las matanzas realizadas por grupos como Los Rojos y el Cártel de Santa Rosa Lima en la que los inocentes se vuelven parte de sus disputas.

PE