México. Hartos de la delincuencia y falta de justicia comerciantes de la Central de Abastos decidieron desnudar, golpear  y envolver a un a delincuente qué había asaltado a una mujer.

No conformes, obligaron al ladrón a que dijera no debo robar.

¿Te parece un buen castigo?

Con información de @ElPolloCDMX

VO