Actualmente la Ciudad de México está viviendo sus peores momentos en cuestión de seguridad.

Y todo esto deriva del narcotráfico, que aunque el gobierno anterior de Miguel Ángel Mancera, negara su existencia, ahora está más vivo que nunca.

La lucha por las plazas, extorsiones entre los cárteles más fuertes de la ciudad; La Unión Tepito, La Anti-Unión, Los Villafán, El Cártel de Tláhuac por mencionar algunos, son los causantes de una ciudad incontrolable.

Las mujeres se han vuelto vinculo de esta guerra, encontradas sin vida en la habitación de un hotel, acribilladas en la Colonia Morelos, descuartizadas en la colonia Guerrero, ejecutadas en la colonia Peralvillo.

Se siguen manteniendo como peligrosas las alcaldías; Gustavo A. Madero,  Tláhuac, Cuauhtémoc, Xochimilco, Tlalpan, Iztapalapa, Álvaro Obregón y Venustiano Carranza.

Y es que tan solo el fin de semana pasado en la Ciudad de México se registraron cuando menos 17 homicidios violentos; es decir, un promedio de seis asesinatos diarios o uno cada cuatro horas.

¿Se imaginan? Ha sido el cuatrimestre con más homicidios en cuatro años.

Aunque el secretario de seguridad ciudadana, Jesús Orta y la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum afirmen que los homicidios se mantienen a la baja, las cifras siguen siendo claras.