México. Un caldo hirviendo cayó sobre el rostro de un bebé de siete meses, mientras se encontraba en un restaurante de Mazatlán, Sinaloa.

Según reportes, el bebé tuvo quemaduras de primer grado y segundo grado en el rostro, cuello y brazos mientras que la mamá y él se encontraban al interior de una plaza comercial del Libramiento Colosio y Santa Rosa de Mazatlán.

El caldo caliente se encontraba sobre la mesa, sin embargo, en un descuido fue derribado y el caldo cayó sobre el pequeño que estaba en los brazos de mamá.

Paramédicos de la Cruz Roja atendieron al bebé y los trasladaron junto con su madre a un hospital cercano.

Hasta el momento no se sabe nada del responsable de este descuido, el bebé presentó lesiones graves.

Con información de Grupo Fórmula

IN