México. A raíz de una pequeña laceración en el brazo una mujer tuvo que pasar por una odisea que casi le cuesta la vida.

Casey Sommerfeldt vive en Fort Worth en Texas, Estados Unidos y al lastimarse el brazo mientras buscaba unos adornos navideños en el ático de su casa se topó con una peligrosa bacteria come carne.

Casey sufrió un choque séptico, una condición médica muy  peligrosa que puede ocurrir a raíz de una lesión a un órgano o en respuesta a una infección.

Casey sufrió un choque séptico, una condición médica muy  peligrosa que puede ocurrir a raíz de una lesión a un órgano o en respuesta a una infección.

Con información de Periódico El Debate

VO