México. El momento decisivo del futuro de El Chapo, fue crítico, el capo miró de frente al jurado mientras el juez leía los veredictos de culpabilidad.

Guzmán intentó llamar la atención de su esposa Emma Coronel, quien le respondió con un sutil gesto de aprobación con un pulgar arriba.

El capo vestía un traje gris oscuro, camisa beige; miró a su joven esposa y sonrió levemente para tranquilizarla y se puso en la mano en el corazón.

Emma vestía un pantalón negro ajustado y un saco verde; levantó el pulgar derecho como señal de apoyo, se cruzó las manos en el pecho y le tiró un beso antes de que los alguaciles retiraran a El Chapo.

El veredicto fue dado después de seis días de deliberación; Guzmán Loera de 61 años de edad, quien pasará el resto de su vida en prisión de alta seguridad en Estados Unidos.

Con información de AFP

IN