México. La destrucción de varios inmuebles de la Ciudad de México fue lo que quedó después de la marcha #NoMeCuidanMeViolan ocurrida la tarde de ayer.

Te puede interesar: Este es El Chupas, el agresor de Juan Manuel Jiménez

Entre los daños que fueron causado por algunas asistentes de la protesta se reporta la Glorieta de los Insurgentes, donde la estación del Metrobús fue destrozada.

La estación Insurgente y Hamburgo del servicio de Metrobús fueron atacadas durante la marcha, así como algunas unidades.

Otro de los inmuebles dañados fue el cuartel de la Secretaría de Seguridad Ciudadana Florencia, el cual fue quemado en su interior.

El monumento del Ángel de la Independencia también sufrió tras la marcha, al ser rayado con grafitis.

En el interior del Metro de la capital se vivió el mismo caos, cuando algunas participantes pintaron el interior de las estaciones Copilco, Insurgentes y Balderas.

Te recomiendo: Estos hashtags demuestran que en México sí matan mujeres

MG