El pasado viernes Lionel Messi se volvió a vestir con la playera de Argentina. Lo anterior no ocurría desde que La Albiceleste fue eliminada en Octavos de Final del pasado Mundial Rusia 2018. Pasaron casi nueve meses para ver juntos a La Pulga representando a su país natal.

En el partido celebrado en Madrid Argentina cayó 3-1 contra Venezuela. Nuevamente se hicieron presentes frases como: “El Pecho Frío” despareció en el encuentro. Argentina juega mejor sin ‘El 10’ del Barcelona. Messi debería retirarse para siempre de la selección dos veces campeona del mundo. Messi solo juega bien cuando se viste de Blaugrana.

Parece que se les olvida que ‘La Pulga’ es el máximo anotador del país sudamericano y no solo eso, también es el que más asistencias ha dado en la historia de Argentina. Parece poco, pero no lo es.

Es cierto que Messi tiene la tarea pendiente de ganar algún trofeo con Argentina. Estuvo cerca de ganar un Mundial en 2014, cuando perdió la final ante Alemania. Los dos años siguientes Chile le arrebató la gloria a Argentina en dos finales de Copa América. Pero que el argentino es un histórico de este deporte no se evaluara por no ganar nada con su selección.

Creo que desde aquel 2016, al perder tres finales de manera consecutiva, Messi tuvo que poner punto final a su relación con Argentina. Dejarlos que se hundieran y no disputaran el Mundial Rusia 2018. Tal vez así se valoraría un poco lo que él ha hecho por el La Albiceleste.

Argentina le hace mal a Messi y Messi le hace mal a Argentina. En el primer caso La Pulga no disfruta del ser convocado. Se le nota apático. Sin ganas. En el segundo, sus compañeros de equipos, tras notar su presencia, se deslindan de responsabilidades. Esperan que ‘El 10’ resuelva el partido. Reducen su nivel de manera considerable.

Estoy convencido que Messi es uno de los mejores jugadores de la historia sin importar si logra ganar algo o no con Argentina. También lo estoy de que estamos viendo los últimos encuentros de La Pulga represando a su país. No les sorprenda que tras la Copa América Brasil 2018 esta relación toxica llegue a si fin.