México. Los reportes han llegado a Letra Roja y dos compañeros de nuestro equipo fueron testigos de cómo operan un grupo de niños rateros en pleno centro de Coyoacán. El modus operandi lo tienen bien controlado y funciona de la siguiente manera:

  • Un grupo de niños se acercan a vender dulces o pulceras
  • Dos niños se paran enfrente de ti y otros dos atrás, ojo estos son los que roban, la idea es que no te des cuenta que están atrás
  • Las mujeres con bolsas son las presas favoritas, también hombres con carteras en la bolsa de atrás
  • Mientras los niños de adelante ofrecen dulces y dan un discurso, los niños se atrás aprovechan para sacar carteras, celulares o cosas de valor de las bolsas y correr
  • Cuando alguna persona se da cuenta que un menor está atrás, ellos se ríen como si fuera una broma y hacen como si también vendieran dulces

Lo que más llama la atención es que a pesar de la edad, los menores están robando con total impunidad ya que los policías no hacen nada y al detenerlos se ponen a llorar, por lo que muchas personas los dejan libres.