México. A tres meses del multihomicidio de la familia Quezada, no hay avances en la investigación del caso, y lo peor de todo es que familiares y conocidos de las víctimas acusaron al Ministerio Público, Montserrat Oropeza Coyotzi, que lleva el caso de filtrar información a la sospechosa del asesinato.

Revelaron imágenes de un Corvette que era propiedad de Jacobo hijo, una de las víctimas, y que fue robado por la sospechosa del crimen sólo unas horas después de que quedó en libertad. El auto forma parte de una colección valuada en 20 millones de pesos que ella se llevó en menos de 24 horas tras quedar libre por los errores de la PGJ.

Te puede interesar: Van de nuevo por sospechosa de triple homicidio en la GAM

El pasado 4 de abril el empresario Jacobo Quezada, su hijo Jacobo y su hija Patricia, fueron asesinados dentro de un gimnasio de su propiedad, en la alcaldía Gustavo A. Madero. La principal sospechosa de organizar el crimen era su esposa, Berenice Alanís.

Con información de @c4jimenez

VO